Cómo nos llegó la Escritura Sagrada

El texto original de la Biblia Hebrea fue vertido en muchas fuentes antiguas y medievales que llegan en nuestros días mediante ediciones modernas en diferentes lenguajes. Hoy, estamos en posesión de muchos fragmentos, rollos y códices de papiro y pergamino en hebreo y griego, con más de dos mil años de antigüedad, así como una abundante cantidad de copias manuscritas de la Edad Media en hebreo y otras lenguas europeas. Estas fuentes testifican arrojando luz el original, de allí su nombre testigos textuales. Sin embargo, todos estos testigos textuales exhiben entre sí un mayor o menor número de diferencias.

 

Ahora bien, por cuanto ninguna fuente textual contiene lo que podría denominarse el texto normativo, es indispensable afrontar el estudio crítico de todas las fuentes. Esto, a su vez, necesariamente implica la evaluación particular de cada una de las diferencias registradas en dichas fuentes. El análisis comparativo de estas diferencias (variantes textuales) mantienen un lugar primordial dentro de la disciplina (ciencia y arte) de la Crítica Textual.

 

Rollo de Isaías

Origen y Transmisión Textual

Dos circunstancias deben considerarse en la transmisión de texto hebreo:

 

1. la autografía y transmisión de Bereshit (Génesis) y

2. la autografía y transmisión de los restantes libros de la Biblia.

 

Respecto a Génesis, mejor que la hipótesis de una tradición oral, proponemos la tesis de una transmisión textual, providencialmente preservada en los "sefer toldots" contentivos del Primer Libro. Las once tablas (o juegos de tablillas ) llegaron providencialmente a manos de Moisés en Egipto unos 2500 años después de la creación de Adán.

 

Consecuentemente, no es Moisés el autógrafo de Génesis, sino su inspirado editor. De allí en adelante, los Profetas y los Salmos (Escritos) siguieron su inspirado camino hasta que Esdras cerró el Canon hebreo con sus 22 Libros en el 440 a.C.

 

Desde esa época hasta el Concilio de Jamnia (100 d.C.), los hallazgos del Desierto de Judea han puesto en evidencia la existencia del Urtext paleo-hebreo consonántico, que sirvió de base a las tres importantes vertientes. LEER+

Escriba

Corrupción Textual

Debido a su controversia con el cristianismo, después de la caída del segundo Templo, durante el Concilio de Jamnia (100 d.C), los Fariseos que integraban la principal corriente del Judaísmo Rabínico, tuvieron particular cuidado en destruir toda copia del texto divergente que circulaba en los días del Señor Jesús y sus apóstoles. LEER+

 

 

Restauración de un ms. antiguo

Restauración Textual

"El hombre que posee sentido común y emplea la razón no debe esperar aprender de tratados o conferencias sobre la Crítica Textual algo que él no podría, con esfuerzo y diligencia, averiguar por él mismo. Lo que las conferencias y tratados pueden hacer por él es ahorrarle tiempo y esfuerzo presentándole inmediatamente consideraciones que, en cualquier caso, ocurrirían ante él tarde o temprano."

                                               A.E. Housman 

LEER+

Proyecto BHC

El Proyecto

La Biblia Hebraica Critica (BHC) es un proyecto critica maior de la Sociedad Bíblica Iberoamericana, Inc. (SBIA), destinado a recuperar la forma original de la Biblia hebrea.

El concepto forma original debe entenderse como expresión de fe relacionada con la restauración las cosas  (Hechos 3.21) previa a la Parusía del Señor Jesucristo.

Las experiencias de la Crítica Textual implícitas en la restauración del Nuevo Pacto Griego están siendo oportunamente adaptadas para la viabilidad de esta obra. LEER+

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Textual Bible Society / Sociedada Bíblica Iberoamericana Inc.